viernes, 9 de febrero de 2007

El Chukustako llegó.

He llegado a sietepecados. No se cuáles sean, pero
estoy seguro de que los he cometido todos, y muchas veces, así
que expiaré mis culpas escribiendo aquí de vez en cuando.

Como hoy no tengo demasiado tiempo, solo dejaré un microcuento:

Cuando expliqué al doctor que durante mi sesión de peyote en el desierto
había sufrido un desdoblamiento astral, él escribió una pequeña nota
en su libreta y se la guardó en el bolsillo.
Dos años más tarde me la envió por fedex. Me dí cuenta de que no era
realmente una nota, sino un dibujo de algo similar a un árbol de naranjas. En
el suelo, junto al árbol había seis letras: b, r, s, i, x, l
Nunca entendí lo que me quiso decir, pero enmarqué la nota y
la colgué en el cuarto de los niños.

saludos y ¡gracias por invitarme a este grupo!

5 comentarios:

Mikaelina dijo...

Churustako, bienvenido a esta casa de pecadores/as!!

Bonito cuento. Me estoy volviendo loca barajando las letras a ver si encuentro algo, pero no.

Ana C. dijo...

¡Bienvenido, Chukustako!

Mientras resolvemos el acertijo, debe quedar lindo como decoración.

Alex dijo...

Años de lecturas de Castaneda que no me sirven para nada y además soy ansiosa, porque no me lo dice así abreviamos mi ansiedad, dejé de fumar y se me hace difícil, pliiiiiiiisssss???
Sea bienvenido!

BerenOiSe dijo...

no encuentro hilo en las letras... snif!

Abejilla dijo...

para encontrar el hilo se tiene que dejar de buscarlo...

Saludos Chukus