domingo, 18 de febrero de 2007

Envidia de no tener máquina del tiempo

Quisiera tener dieciocho años y ser capaz nuevamente de beberme nueve cervezas sin destrozarme el estómago.

Quisiera tener cinco años y creer que vivo en una patria limpia y pacífica.

Quisiera tener ochenta años y no tener que apretar los puños para reprimir el deseo de susurrar cosas sucias al oido de la mujer de caderas en perfecto meneo que pasó a mi lado en la calle anteayer.

Quisiera tener veinte años y mandar al diablo la universidad.

Quisiera tener diez años y volver a masturbarme por primera vez.

Quisiera tener cien años y estarme riendo de los que se quedaron a vivir la modernidad.

10 comentarios:

Alex dijo...

Nunca pensé en envidiarme a mí misma o a etapas en las que transcurrí o protagonicé tal vez sin prestar mucha atención.
Ahora tengo un nuevo rollo. No sé si decirte gracias o pasarte la factura de mi analista.

Ana C. dijo...

Yo sí, siempre me tengo envidia de la que fui en el pasado y no supe disfrutar en su momento.

Cómo se reconoce esta envidia.

Alex dijo...

ese es el punto ayer tomé conciencia...

El Chukustako Tiroleiro (¡ajúa!) dijo...

yo llevo cuatro años de envidioso (desde que llegué a los 30) y nomás no paso del rollo.

Abejilla dijo...

quisiera tener 100 años mirarte a los ojos y darme cuenta que los he pasado contigo, darme cuenta que los demás nos envidian....

Criminel dijo...

"Tell me doctor, where are we going this time?
is this the fifties or nineteen ninety nine?"

Ana C. dijo...

¡Qué declaración de amor! ¿Se puede uno enamorar de un envidioso semejante?

El Chukustako Tiroleiro (¡ajúa!) dijo...

¡oh vaya!, no sean envidiosos

Erdrick Gounier dijo...

No se cuántos años tienes, pero todos los hombres mayores de 25 años, me parecn más interesantes.
No hay necesidad de querer viajar a otras edades, si ahora algo te jode, te premia o te hace sentir bien, son cosas que tienen que pasar a fin de cuentas.
Besos.

Abejilla dijo...

Arriba los treintones!!! Los adultos contemporáneos