martes, 14 de agosto de 2007

La expiación

Es domingo, después de la gran trasnochada de ayer José acelera su paso hacia la iglesia.
Hoy sus pecados serán lavados y almidonados sus principios.Si no se apura no tendrá asiento en la primera fila de los devotos que buscan los famosos oídos amnésicos del clero.
Ha ayunado de cuerpo; su mente no sabe de reposo ni descanso, menos de penitencias inútiles, sin embargo, hará rodar una lágrima culposa, poco cristalina, buscando la aprobación a su solapada herejía.
Hoy le proferirán el cuerpo y el vinosangre que lo comulgará de sus males.
Rezará solemne e impertérrito frente al santo sagrario.La etiqueta triunfante de la lavandería de pecados brillará en su traje formal y una vez terminada la comedia del arrepentimiento, habrá cumplido con el rito que le dará la excusa para volver a pecar.

16 comentarios:

Alicia R. dijo...

Te conocí por uno de tus relatos en este blog y me siguen encantando. Un beso.

Ana C. dijo...

Así es el catolicismo. Alguna ventaja tenía que tener ¿no?

La otra parte de mí dijo...

ALICIA,gracias.un besote.
ANA,jajja, tal cual.

El Mellizo dijo...

Ana C., gracias por pasar y comentar.
Eso es lo bueno de el que es católico. Una vez debatiendo esto con un cura me dijo: "Aunque tú no lo creas, antes que apoyes la cabeza en la almohada para dormirte, Jesús ya te perdonó". Quedé perplejo, y me costó conciliar el sueño por mucho tiempo.
Saludos.

Nanim dijo...

Ana, qué placer me regalaste este día al permitirme entrar a leer estos relatos, empecé por uno y a retroceder hacia atrás, hacia abajo (así son los blogs...) y el de las dos parejas y Patricia no pude detenerme ni a respirar para leerlo. Un final estupendo, perfecto, de los que a mí me gustan.
Gracias por tu comentario, las críticas son esperadas y aceptadas, siempre hay algo más que aprender, algo que pulir. Si bien el uso o no de guiones en los diálogos es una elección literaria ciertamente facilitan la comprensión de la lectura que, después de todo, es lo que uno busca.
Un abrazo, te guardé en Marcadores para volver.

Alex dijo...

Excelente, la otra parte, realmente genial. Impecable la descripción.

Y antes se compraba el perdón directamente. Creo que nada que tenga que ver con la fe puede institucionalizarse, después pasan estas cosas...

verborrea suicida dijo...

durante años fui a la iglecia.
muchos años.
el cura de la secundaria me miraba por debajo de la pollera al bajar las escaleras.
nunca se me ocurrio que era una lavanderia de pecados.
para ser sincera, totalmente sincera, me siento muy poco creativa. como demonios no se me ocurrio a mi!
envidia... eso es un pecado
3 avemarias y estoy hecha
un saludo

verborrea suicida dijo...

iglesia es con s
2 avemarias mas

La otra parte de mí dijo...

ALEX,gracias.
VERBORREA SUICIDA,jajaj,le dejo usar la ocurrencia para cuando le venga a bien...es más como hacemos a veces en el taller al que concurro la invito a que con esa frase"lavandería de pecados"se anime y dispare a escribir algo.besos.

Ana C. dijo...

El Mellizo, Nanim, para aclarar, este es un blog colectivo en el que si miran a la derecha verán que somos unos cuantos. Los cuentos a los que se refieren no los escribí yo, sino La Otra Parte de Mí, que lo hace mucho mejor, así que felicítenla a ella, por favor.

pico dijo...

es mejor admitir q es una excusa asi nada mas

La otra parte de mí dijo...

ANA C,jajja,Alex también al comentar puso en negrita mi nombre,está todo bien!!.yo tengo que agradecerles a uds.me permitan subir cuentos a este blog,gracias a él he conocido y me han conocido nuevas personas.te mando un beso grande y gracias por la aclaración que para mí ha sido innecesaria sin dudas.

Kiosquero dijo...

Nunca mejor explicado el ritual de comulgar....... q loco..

ja.. en serio me parecio raro leerlo asi.. pero esta perfeto... por ahi nosotros los q alguna vez fuimos catolicos y lo teniamos como algo tan comun.... ..

Te felicito me gusta mucho tu blog..

La otra parte de mí dijo...

KIOSQUERO,gracias por tu lectura y comentario,beso.

Anónimo dijo...

Lo que es no tener NI IDEA del perdón en el cristianismo!!
Pero ni idea tenés !!!!!!
´
qué impunidad,
Magda

Alex de Seven dijo...

No Magda, la impunidad es del que utiliza el perdón de la Iglesia o de la religión o de Dios de esa manera.